La instalación de sensores aprovechando la ubicación de las luminarias convierte las instalaciones de iluminación en herramientas de la inteligencia empresarial.

Con la llegada de los sistemas de iluminación industrial, la iluminación ha dejado de ser un producto de recambio para pasar a formar parte de la infraestructura de las empresas.

En los centros logísticos, naves industriales y almacenes refrigerados uno de ­los costes más importantes es el de la iluminación. La tecnología led inteligente ha supuesto una revolución por la calidad de luz y la eficiencia energética que proporciona. Cuando a los sistemas de iluminación se les incorporan sensores y sistemas de gestión en red, se convierten, además, en herramientas de inteligencia empresarial.

La posición en altura de las luminarias y la cobertura que les permite sobre la superficie de las naves de trabajo las sitúa en una posición ideal para situar sensores inteligentes. 

 

Funcionalidades principales de los sensores de iluminación inteligente

Los sensores destinados a los sistemas de iluminación industrial suelen tener 3 funcionalidades principales:

Iluminación inteligente, una puerta al business intelligence en las empresas

Mejorar la eficacia energética 

Estos sensores perciben las condiciones de la iluminación, detectando la presencia o no de trabajadores, el desplazamiento de vehículos  y la cantidad de energía que se está consumiendo en cada momento. Con esta información se consigue regular la intensidad lumínica, apagar o dejar en penumbra zonas en desuso o encender la las luces inteligentes en tiempo real anticipándose al desplazamiento de un vehículo, todo con el objetivo de ahorrar al máximo en el consumo manteniendo siempre las condiciones óptimas de iluminación.

 

Generar información sobre la gestión térmica

Conocer datos de temperatura, humedad relativa, niveles de CO2 en el ambiente o consumo energético de diferentes maquinarias y permiten así detectar necesidades de mantenimiento preventivo, evitar avería y pérdidas de tiempo de producción, asegurar la temperatura óptima de cadenas de frío o mantener las condiciones de climatización.

 

Optimización de procesos

Los sensores de iluminación inteligente, también son capaces de registrar la ocupación y el tránsito de las instalaciones, lo que permite aprovechar la distribución de las plantas, detectar espacios infra o ultra utilizados, situaciones de riesgo por circulación de vehículos o puntos críticos que retrasan los procesos.

Dicho esto, para el uso óptimo de los sensores, será imprescindible un “cerebro” que sea capaz de recibir y analizar la información para poder tomar decisiones en consecuencia. Es lo que hace SiteWorx, un software que registra los datos obtenidos a través de los sensores mediante una red de Internet of things industrial inalámbrica, los analiza y presenta visualmente, al tiempo que permite controlar todo el sistema de manera remota y en tiempo real desde un ordenador o un smartphone.

Se recopila la información y actividad de todos los espacios y se pone a disposición de manera instantánea a través de un software intuitivo y fácil de usar para control de iluminación inteligente y administración de instalaciones.

 

Beneficios de implantar sistemas de iluminación inteligente

  • Los sistemas de iluminación inteligente, ayudan a mejorar la eficiencia energética, tomando datos en tiempo real de aspectos relacionados directamente con la iluminación como la ocupación, temperatura, humedad o la intensidad lumínica.
  • Permiten observar aspectos que ayudan a mejorar en tiempo real la gestión empresarial como monitorizar instalaciones y procesos para detectar necesidades de mantenimiento preventivo en maquinaria o el tránsito en los diferentes espacios disponibles para evitar cuellos de botella e incluso accidentes.
  • Estos sistemas consiguen ahorro energético para empresas por encima del 90% en sus costes por iluminación, a lo que hay que añadir los ahorros en mantenimiento, pues las luminarias tienen una vida útil de más de 20 años, con lo que no precisan de las rutinarias tareas de sustitución de lámparas fundidas de la iluminación tradicional. 
  • Si se suma el valor de la gran cantidad de datos que se generan en su entorno y que se pueden usar para mejorar la eficiencia de sus procesos, pasarse a la iluminación inteligente es también una decisión empresarialmente inteligente.

 

Iluminación industrial inteligente: Caso de éxito

 El mayor ejemplo es el sistema instalado por Genia Energy Solutions en la planta de embotellado de Coca Cola European Partners Iberia en Martorelles, basado en tecnología de Digital Lumens y que fue nombrado “Mejor Proyecto de Energía del Año 2019” por la asociación internacional AEE de ingenieros energéticos y es la mayor de estas características en España.

 En esta instalación los sensores se conectan entre sí por redes de Internet of things industriales y con un sistema de software Light Rules que permite procesar los datos, extraer y presentar la información recogida de manera que es útil a la organización. De esta manera el sistema de iluminación industrial se convierte en una vía de acceso rápida y económica a la inteligencia empresarial (BI, business intelligence).

Los resultados de ahorro de energía obtenidos superan el 93% frente a la instalación original y se ha podido reducir la potencia neta instalada en casi 0,5 GW.

 La iluminación inteligente, el Internet of things industrial y la inteligencia empresarial hacen que la iluminación pase de ser una facility a formar parte de las herramientas de gestión empresarial.